Barboza, Pedro. (2018). Algún día (Bajita la mano). México: Acento

Al igual que el protagonista, hace algunos años fuimos parte de un conjunto musical. Dentro de los géneros que entonábamos se encontraba el rock progresivo. En aquella agrupación eran frecuentes las colaboraciones con amigos de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Zapopan, pues Bruno, nuestro guitarrista tocaba ahí y frecuentemente acudían amigos con él después del ensayo. Con el paso del tiempo se formó una amistad entre nosotros dos, motivo por el cual empecé a frecuentar su vivienda y a conocerle más a profundidad. Así fue que llegó a mi alcance el borrador de la obra que ahora les presento. Bruno es hijo de Pedro Barboza.

Pedro Barboza es un músico y escritor jalisciense nacido en San Martín Hidalgo. Su profesión principal es ser músico de diversos conjuntos, no obstante se nota la maestría en el manejo de la pluma con esta narración en primera persona. La novela Algún día (Bajita la mano) es una obra escrita a manera de diario. En sus páginas el lector se encontrará minificciones en las que se cuentan los infortunios de un músico de la orquesta que se debate internamente debido al amor que siente por la nueva integrante. Anna es una violinista “gringa” de padres rusos. El protagonista deberá de sortear las dificultades que representa el hecho de estar casado y tener una familia con este enamoramiento de la “güerita” del violín. Además, las pláticas con los colegas de la orquesta le convertirán el anhelo en un escollo difícil de descifrar.

Pedro Barboza cuenta con un estilo desenfadado que nos recuerda el estilo de Ramón Gómez de la Serna. Es de lectura ágil e intrigante pues la tensión del relato mantiene al lector pendiente de cada línea. Su estilo directo y cargado de expresiones de uso cotidiano por el mexicano promedio nos brinda la posibilidad de adentrarnos en su vida interna. En el relato acompañamos a un desafortunado hombre casado, Pablo, que deberá lidiar con la frustración de no poder hablar abiertamente de sus sentimientos con Anna. Este triángulo amoroso que inicia un 15 de octubre de un año incierto se desarrollará hasta el 5 de abril, fecha de la última entrada en la que un desenlace trágico deja al lector con un sentimiento de sorpresa al finalizar el texto.   

La lectura del texto se recomienda ampliamente, sobre todo para aquellos interesados en la prosa de estilo personal y que quieran experimentar un texto sencillo pero emocionante.

(José Martínez Amante)