Arce, Nadia (2019). Bitácora encendida. México: El tintero         

En el mundo del literato, el viaje es búsqueda, y el héroe es un alma inquieta. Fuera de la ficción, viajar es parte del día a día de aquellos a los que la rutina obliga a saber hacer de cada carretera su casa. En cambio, también existen aquellos que lo buscan, como una maniobra de escapismo, porque si en algo estamos de acuerdo, es que el fin del viaje es el encuentro; de quién o de qué, es la cuestión que cada individuo ha de resolver.

Valiéndose de la poesía Nadia Arce nos presenta el viaje, a través de lo que ella nombra como una bitácora, cargada de honestidad, desde las variadas situaciones que la vida lo permite. Se muestra con un tono que nos muestra la belleza del trayecto desde una perspectiva cotidiana y natural, sin que esto se entienda como simple o rutinaria, sino desde la más sincera contemplación de lo esencial.  

El trayecto que nos regala la poeta parte de una luminiscencia, una chispa que promete encenderse. Su poesía es esa luz que nos irá mostrando un camino en el que se aprende a volar; en Bitácora encendida podemos leer: el desarraigo de un espacio limitado, la apropiación de un nuevo destino, el saberse viajando acompañado y finalmente, la soledad, que, lejos de verla como un aspecto negativo nos acerca al autoconocimiento, al encuentro consigo mismo.

Con el diseño de portada realizado por Sandra Oropeza se refuerza la potencia de la feminidad del yo lírico que Nadia Arce nos presenta en poemas como “Viaje personal”, donde el placer se explota en la soledad, así como la fuerza que proyecta en “Sin GPS”,  una poética de libertad, de control y poder;  tan solo por mencionar algunos ejemplos, que de manera inevitable, nos orilla al mensaje que desde la primera página nuestra poeta presume: “Soñé que me iba y por fin llegaba a mí”.

Bitácora encendida es la lectura ideal para aquellos apasionados por el viaje, almas libres que aún tienen la valentía de experimentar el abrazo universal, y la capacidad de hacerse uno con cada nuevo destino.

(Gabriela Natalia Ruedas Ruedas)