Vida cultural

Taller de cuento: “Los gallinazos sin plumas”

Elba Gómez Orozco

                                      

La manera de hacer llegar el conocimiento ha cambiado en los últimos meses, en gran medida por la situación atípica por la que estamos pasando debido a la pandemia del Covid-19. Las modalidades innovadoras se hacen presentes por medio del Internet y de las plataformas digitales que han ido surgiendo como medio de enlace para este fin. Es una de las formas en las que, en el tiempo de confinamiento, algunas personas utilizan esta coyuntura para poseer información de alguna materia en particular. Es así como en la Red se puede acceder a las más diversas propuestas para adquirir ese conocimiento.

        Una de estas propuestas es la convocatoria que por medio del programa LOS PRESENTES/ taller de escritura en línea, lanza la Jefatura de Lengua y Literatura de la Dirección de Desarrollo Cultural y Artístico de la Secretaría de Cultura de Jalisco. El encargado de la jefatura, Gustavo Íñiguez Gómez da a conocer que dicho programa es en preparación al Coloquio Arreolino que este año girará en torno a la figura de Juan José Arreola como tallerista. Son tres talleres que conforman el proyecto: Ensayo, “Los centauros no existen”, Poesía, “Los rostros de Jano”, y Cuento, “Los gallinazos sin plumas”.

        A la propuesta de la Secretaría de Cultura de Jalisco han respondido los ciudadanos por el interés de adquirir las herramientas literarias y el crecimiento en calidad y cualidad de la narrativa de cada uno de ellos. Los talleristas, cada uno con el conocimiento de su materia, tienen el propósito de dejar sembrada la semilla en cada uno de los individuos que tiene al alcance de su pantalla, y que una vez que germine, florezca y dé frutos literarios. Uno de estos talleristas es Mario Heredia.

       Mario Heredia es quien dirige el taller de Cuento, escritor nacido en el estado de Veracruz, tiene en su haber varios premios: Premio Internacional de Novela “Sergio Galindo” (2002), Premio “Agustín Yáñez” (cuento, 2006 y 2008), y Nacional de Cuento “Edmundo Valadez” (1993), entre otros. Con estas cartas credenciales y su conocimiento en el tema se presenta en nuestra pantalla cada miércoles de las 18:00 a las 20:00 horas haciendo de este espacio, un escenario donde nosotros, los que aspiramos a ser cuentistas estemos atentos a cada una de las acertadas disertaciones y análisis del tallerista.

       La calidez y naturalidad que caracterizan a Heredia son un factor importante para tender ese puente entre el que enseña y el que desea ser enseñado, no obstante las complicaciones que a veces surgen al ser éste un taller en línea y los inesperados inconvenientes con el manejo de la tecnología cibernética. Los grandes cuentistas y sus estilos son desmenuzados por Mario para el oportuno aprendizaje de quienes compartimos con él esas clases por medio de Zoom. Son sesiones en los que treinta participantes y veinte oyentes tenemos la oportunidad de presentar trabajos y corroborar los avances en nuestra propia narrativa bajo la tutela de Heredia

      Espacios como este ejercicio de clases en línea serán en lo sucesivo la parte toral para allegar el conocimiento a un mayor número de personas, independientemente de que se retomen las actividades anteriores a la pandemia. Por mi parte es imperativo dejar constancia de lo aprendido, no sólo de Mario Heredia sino de cada uno de los compañeros, un grupo heterogéneo que en cada participación dejan ver su tesón y compromiso para cada día aprender a acomodar cada una de las letras que crea su inspiración y así, un día, sus textos puedan ser llamados Cuentos.